baile en el salón de netherfield

Comienzo con esta entrada estos apuntes en mi Moleskine virtual.

Es desde luego, y con mucho, la escena que más me gusta de Orgullo y prejuicio, la película de 2005 protagonizada por Keira Knightley, en el papel de Elizabeth y Matthew Macfadyen, en el de Darcy y dirigida por Joe Wright. No es, para nada, la mejor versión que existe sobre la obra de Jane Austen y no lo es porque en una película de dos horas no se puede resumir una obra de más de 400 páginas con la cantidad de matices que están presentes en todos y cada uno de los 61 capítulos de que consta la novela. No lo es porque la puesta en escena de la obra está pensada para la gran pantalla y, sobre todo, para el gran público, con todo lo que esto supone. Y con esto no quiero decir que el gran público sea-seamos poco exigentes sino que es-somos el gran público porque mayoritariamente va-vamos a ver un tipo de películas. Por cierto la fotografía es extraordinaria y las casas, mansiones y palacios que aparecen en la película dignas de visitar (aquí os dejo el enlace de un blog que hace un recorrido por esos escenarios naturales). En otro momento hablaré sobre la versión que la BBC hizo en 1995 sobre la novela en 6 maravillosos capítulos… pero volvamos a la escena.

Es también, sin lugar a dudas, una de las partes del libro con las que más disfrute, un diálogo ingenioso (recortado sustancialmente en la película) que cuando lo leí en su momento me maravilló. Dos personas que a todas luces no solo no se caen bien, si no que, en principio, hasta se repelen, por uso de las costumbres imperantes en la “buena” sociedad inglesa de principios del XIX bailan una contradanza típica de esa época. La música que aparece en esta escena es una deliciosa versión del Rondeau de la Suite Abdelazer de Henry Purcell titulada “A Postcard to Henry Purcell” y compuesta por el ganador del Oscar Dario Marianelli. Si en la obra original este Rondeau es una composición de cámara para cuerda en la versión de Marianelli comienza con un ensoñador violín solo hasta que a mitad de la partitura suena por detrás la orquesta acompañando la música principal del violín.

La escena cinematográfica comienza con una imagen de las dos filas de hombres y mujeres en sus correctas posiciones en el centro del salón de la mansión. Ligera reverencia de ellas mientras comienzan los primeros compases y primeros pasos de la danza. Es una danza en donde no se pierde de vista la mirada de la pareja y en donde todo (o nada) se dice con la actitud de los bailarines mientras bailan. Delicadeza total. Cercanía de los cuerpos en los giros, contacto a través de las manos (Elizabeth, extrañamente, sin guantes) y de repente la segunda de los Bennet comienza a hablar con su pareja el señor Darcy… haciendo caso omiso a los modales de esa alta sociedad inglesa. El señor Darcy contesta educadamente hasta que le pregunta si normalmente suele hablar mientras baila. La danza continua y hay un momento en donde la pasión se hace imagen en medio de la escena. Una pasión entre dos personas que no quieren tenerla y que les hace olvidar al resto de parejas que bailan en el salón. Casi podemos vislumbrar un beso… que al final no se produce. Una escena delicada y a la vez apasionada como pocas he visto.

Basta de hablar, señoras y señores con todos ustedes Elizabeth Bennett y Fitzwilliam Darcy bailan en el salón de Netherfield.

Es muy revigorizante! (risas):

Anuncios

3 thoughts on “baile en el salón de netherfield

  1. Revisionando el video recuerdo lo poco que me gustó el personaje de Charles Bingley en esta versión! Parece medio alelado todo el rato!! Se le puede ver bailando con la señorita Bennet unas parejas detrás de la pareja protagonista y de verdad que la cara de lelo que pone es de bofetón! Donde esté Crispin Bonham-Carter en la versión de la BBC de 1995 que se quiten los demás!

  2. Qué sorpresa hoy cuando he entrado a Google y me he encontrado con el nombre de Google cambiado y con un dibujo que hace referencia al 235 aniversario del nacimiento de Jane Austen. Un bonito homenaje!

  3. Pingback: ¿felicidad? tu has asesinado mi felicidad, ¡asesino! – anna karenina | Apuntes en mi Moleskine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s