cuando raptar se convierte en arte

Hay un episodio de la mitología clásica que relata el rapto de las sabinas (las esposas, madres e hijas de los sabinos, que eran un pueblo ganadero antiguo de la península itálica) por parte de sus vecinos los romanos. El caso es que los sabinos regresaban de Troya bastante maltrechos y fueron invitados por los romanos a un banquete, aprovechando la fiesta para secuestrar a las sabinas con el fin de poder repoblar Roma, ni más, ni menos. Así que ¿cómo se les ocurrió solucionar el tema? Naturalmente, con una guerra. Tito Tacio, rey sabino (y posteriormente también rey romano) declaró la guerra a los romanos para recuperar sus mujeres pero resulta que entre pitos y flautas éstas ya se habían casado con los romanos, habían tenido hijos y demás, así que el tema estaba delicado. Finalmente en medio de la batalla se interpusieron las sabinas entre los dos bandos exclamando que si ganaban los romanos perderían a sus padres y hermanos y si ganaban los sabinos perderían a sus maridos e hijos, con lo cual la única opción válida en ese momento era la reconciliación y unión entre los dos pueblos. ¡Ay si en la historia se hubiese dejado en más ocasiones a las mujeres hablar y actuar!

Pues bien, esa historia fue representada en un cuadro de grandes dimensiones (que se encuentra en el Museo de Louvre) por el pintor Jacques-Louis David. En el mismo se ve el momento de la intervención de las sabinas (y no el rapto anterior) en medio de la batalla. Hersilia, la hija de Tito, el rey sabino, esposa de Rómulo, el rey romano, se interpone entre su padre y su esposo pidiendo a los soldados que no separen a las mujeres de sus esposos ni a las madres de sus hijos mientras otras mujeres sabinas se unen en su exhortación. El cuadro representa como ninguno la angustia de las madres, esposas e hijas en medio de las guerras.

¿Por qué David pintó este tema en aquel año 1799? En principio parece ser que el cuadro lo pintó en honor a su esposa ya que es el amor el que prevalece frente al conflicto, pero fue también una petición a la ciudadanía para unirse después de pasar diez sangrientos años tras la revolución del 89. Al igual que los sabinos y los romanos debían unir sus esfuerzos por sacar adelante todos los buenos valores que la revolución francesa había conseguido y desterrar todos los malos y terroríficos episodios que habían realizado entre las diferentes facciones post-revolucionarias. Pero es mismo año aparecía el que, durante unos años, unió a todo el Pueblo, Napoleón Bonaparte… aunque eso es ya otra historia.

El cuadro visto en directo, sentado tranquilamente en uno de los bancos del Louvre, haciendo ejercicios de respiración para no dar una patada al japonés que se pone delante tuya para sacar una foto e irse a por el siguiente cuadro en 10 segundos, contemplando los colores, la textura y sobre todo las dimensiones que tiene es digno de ver para intentar comprender al artista, la escena y su momento. Es increíble los detalles que se pueden observar en directo, como la firma de David grabada en la base de una columna entre las piernas de Tito Tacio.

Este motivo ya había sido utilizado por Nicolas Poussin en pintura y  en escultura por Giovanni Da Bologna, ambas en Florencia. Rubens y Picasso también utilizaron el tema, y Pottier, en el 61, y Gout, en el 62, rodaron una película con ese título (la primera protagonizada por Roger Moore).

¡Por cierto que en este cuadro aparece, en mi modesta opinión, uno de los mejores desnudos traseros masculinos en la historia de la pintura! (si es que no es el mejor). Todo hay que decir que este magnífico culo ocasionó alguna queja en su momento entre los miembros de la Academia de Arte francesa, el culo y también el que David antes de exponerlo en el Salón hiciera una exposición privada, por la que había que pagar, poniendo como excusa para este hecho insólito en la época precisamente el desnudo (aunque decía que en la época de las sabinas se representaban a los héroes y a los dioses así, desnudos). Envidia cochina que tiene la gente (del culo de Rómulo y del arte de David).

 

Anuncios

2 thoughts on “cuando raptar se convierte en arte

  1. Siempre tube admiración por esta Genial obra, y más por Jacques Louis David, y su gran movimiento Neoclasicista, hablemos en serio, este Genio es único en su técnica, sus pinceladas rígidas, hasta podria decir que en TECNICA, gana hasta a los Renacentistas, pero nunca seria mejor, mi Admiracion fue tanta, que decidi hacer una version mia, en Artelista.
    Espero pintar algún dia como Jacques, es un sueño que anhelo cumplir.

    • Hola Fernando, lo primero de todo perdona por la tardanza en la contestación, a veces la vida nos marca un ritmo imposible de seguir. Coincido contigo en la admiración por este artista y reconozco que uno de los mayores placeres con el que he disfrutado en esta vida es la de recorrer las galerías del Louvre tranquilamente, observando estos grandes cuadros y sorprendiéndome con los detalles, con el color, con la perfección de las figuras y con la grandeza de sus lienzos.

      Disfruta con tu arte y aspira a cumplir tus sueños.

      Un abrazo,

      MrWilliam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s