pues comamos recemos y amemos!

La semana pasada, el sábado, llevaba toda la tarde en casa, leyendo, preparando unas entradas para el blog, contestando algunos mails pendientes, ordenando el escritorio, la verdad es que estaba a gusto y en esto me llamó una amiga para ir al cine a la segunda sesión. Yo, a decir verdad, no es que tuviese muchas ganas de salir de casa pero como al día siguiente me iba todo el día afuera e iba a acostarme pronto decidí estirar las piernas. No tenía ni idea qué película podríamos ver (mi amiga me dijo que echara un ojo a la cartelera) así que me revisé las películas y llegué a la conclusión de que no tenía ninguna en especial que quisiese ver (alguna si, el cine francés me chifla, pero mi amiga pasa millas de los franchutes). Lo único claro que tenía era que debía ser una película de la que saliese sin mayores preocupaciones. Ni mucho menos pensaba en una película de esas que sales diciendo, mmm, qué a gusto!

Llegamos al cine y mi amiga decidió por mi. Come, reza, ama, con Julia Roberts y Javier Bardem (eso pensaba yo, porque el de los huevos de oro sale en los quince últimos minutos). Aun así la perspectiva de ver a la maravillosa Julia, a su desbordante cara (sonrisa incluída) y a sus kilométricas piernas me facilitaron el tema.

New York. Resulta que Liz es una mujer de hoy en día que después de divorciarse (y después de una aventurilla con un criajo hippie) decide tomarse un año sabático para buscar su equilibrio personal. Esto le lleva a irse a Italia, a Roma concretamente (Dios cómo me gusta esta ciudad!!!!) en donde goza comiendo y aprendiendo italiano (con un profesor con el que se podría aprender de todo). Después de hacer una auténtica familia romana se va a la India a un centro de oración y meditación para seguir buscando su centro universal. Se hace colega de un tipo que después de pasarlas canutas está intentando salir del agujero y asiste a una boda india (qué color y qué luz!). De allí parte a Bali donde un tiempo atrás le habían pronosticado que encontraría el amor. Y en Bali ama.

No me lo esperaba y ha sido una de esas películas (simples y sin grandes complicaciones) de las que sales a gusto… con ganas de comerte un buen plato de spagettis, ponerte un rato en plan yoga con unas velas en casa y con unas ganas extraordinarias de irte a Bali a encontrarte con Javier Bardem.

* La escena de la entrada en el bar de Julia en donde se encuentra con su ligue veinteañero parece un anuncio de cerveza.

* La escena en donde se explica que el italiano no solo se habla con la voz si no que también se habla con los gestos y los diferentes significados que éstos tienen es divertidísima.

* La fotografía del ganador del Oscar en dos ocasiones, Robert Richardson, es bellísima.

* La música de toda la película es una maravilla. Gato Barbieri, Mozart, Neil Young, y música brasileña para el final de la película (Joao y Bebel Gilberto). La banda sonora está compuesta por el oscarizado Dario Marianelli.

Aquí os dejo el enlace con una página web (blog El bazar del espectáculo cine) que yo creo que tiene toda la información posible sobre esta película.

Y aquí el trailer:

Anda! La madre no ha aparecido por ningún lado en la película que he visto!!!!

One thought on “pues comamos recemos y amemos!

  1. Por cierto que llegar a un auténtico orgasmo comiéndote un buen plato de spaghettis a la bolognesa mientras suena el aria de la Reina de la Noche de La flauta mágica de Wolfgang es algo que tengo que probar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s