todo te lo puedo dar, menos el amor, baby

Es una de esas películas antiguas, de 1938, con la inigualable y rebelde Katherine Herpburn y el entrañable y caballeroso Cary Grant, que no me canso de ver. Dirigida por Howard Hawks fue un auténtico fracaso en taquilla que con el paso del tiempo y la atención de los cinéfilos ha llegado ha convertirse en una de las grandes películas clásicas de todos los tiempos. De hecho en los listados, a los que los norteamericanos son tan aficionados, suele aparecer entre las 100 películas más queridas, o que más gustan, o mejores.

El guión es bastante sencillo. Se trata de una comedia de enredo en la que el personaje interpretado por Grant, el paleontólogo David Huxley, que está a punto de casarse, tiene que dar buena impresión al personaje encarnado por la Herpburn, Susan Vance, una millonaria que podría dar una considerable donación para el museo de David. El caso es que entre que el hermano de Susan le manda un leopardo domesticado para que se lo cuide (de nombre Baby), Susan que se enamora de David, el perro de Susan que se lleva un hueso de un brontosaurio del museo de David, un leopardo (este salvaje) de un circo que se escapa y se cuela en la casa donde están Susan y David, y todas las situaciones cómicas que se producen a lo largo de la película hacen de ésta una muy buena oportunidad de pasar un rato agradable y con situaciones que te van a producir la risa.

A lo largo de la película suena una pegadiza canción que en el doblaje la cantan diciendo Todooo te lo puedo dar, menos el amor, Babyyyyy, que se supone es una canción que le gusta mucho al leopardo domesticado. Cualquiera que haya visto la película recuerda perfectamente esta canción. Pues bien, esta canción (I can’t give you anything but love, baby) fue compuesta diez años antes de la película, por Jimmy McHugh, con letra de Dorothy Fields que en la versión doblada al castellano pierde y mucho su encanto (e incluso, a veces, la melodía original). Aún y todo se nos queda en la memoria.

Os dejo el trailer original de la película. No os quedéis con el trailer solamente. Salid, buscad la película y sentaros a disfrutar de pura comedia:

Y no he podido resistirme a poner también aquí el video con una de las escenas más divertidas de toda la película. La escena que se desarrolla en el restaurante. Más de ocho minutos de ritmo trepidante y de un humor puro segundo a segundo:

Y en cuanto a la música aquí tenéis la versión de Diana Krall:

Aquí va la de Benny Goodman y Peggy Lee:

Y aquí la de Sophie Milman:

Anuncios

2 thoughts on “todo te lo puedo dar, menos el amor, baby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s