magdalena bachiana

Magdalena Kožená, nacida en Brno, Checoslovaquia en 1973 es una de las más destacadas mezzosoprano actuales cuyo timbre  recuerda a la gran soprano eslovaca Lucia Popp. Está considerada una de las grandes voces en cuanto a la interpretación de obras del barroco, Bach, Handel y Mozart. Y de sus interpretaciones bachianas es de las que vamos a hablar hoy.

Las apariciones discográficas de la checa cantando Bach son bastante numerosas. Lamento, de Archiv, con obras de toda la familia Bach, Matthaüs-Passion, de Archiv, bajo la dirección de McCreesh, Cantatas BWV 113, 179 y 199, de Archiv, con Eliot Gardiner, Cantatas BWV 34, 59, 74 y 172, de Archiv, con Gardiner de nuevo, Arias, de Archiv, con Musica Florea (este álbum fue anteriormente editado en la República Checa con el sello Polygram). Archiv, como ya sabréis, es un sello integrado en la todopoderosa Deutsche Grammophon.  Posteriormente interpretó varias Cantatas en la serie (todavía en desarrollo) de la grabación completa de Cantatas de Johann Sebastian Bach que está realizando John Eliot Gardiner con su sello Soli Deo Gloria (su enlace lo tenéis en la barra lateral).

De Magdalena poco se puede decir que no se haya dicho ya. La mezzosoprano checa es una de las más rutilantes voces de la nueva generación. Con menos de cuarenta anos y una década de carrera internacional, ha conquistado ya algunos de los escenarios más prestigiosos del mundo y se ha convertido en una de las cantantes favoritas de maestros tan exigentes como Simon Rattle, Marc Minkowski, John Eliot Gardiner o Nikolaus Harnoncourt, a lo que también ha contribuido una selecta pero variada discografía que se enriquece junto a Musica Antiqua Köln y Reinhard Goebel dedicado a la música de Johann Sebastian Bach, así como de sus familiares y contemporáneos. Las interpretaciones de la checa con obras de Bach son, según los entendidos, el acercamiento más sutil que se puede tener de la primitiva concepción musical del sublime maestro alemán.

Os dejo un video para que lo podáis comprobar vosotros mismos. Este trabajo es una recreación del propio compositor en sus labores de maestro cantor de su iglesia, dirigiendo el coro de niños y hombres (las mujeres estaban vetadas en aquella época) y en donde se cuela la Kozená para hacerse cargo del solo. Interpretan la Cantata BWV 30, versión religiosa de la cantata profana Placentera Wiederau (BWV 30a) de septiembre de 1737, que destinó Bach a la Fiesta de San Juan Bautista de 1738. El centro de la lectura evangélica es el canto de alabanza de Juan a su padre Zacarías. Esta evocación, tema del libreto, se refleja en el carácter jubiloso de la música. Bach utilizó muchas de sus anteriores composiciones para incluirlas en pasajes de obras nuevas, y no solo suyas, sino que utilizó también en algunos momentos retazos de obras de otros músicos contemporáneos o anteriores (algo totalmente normal en aquella época). En esta Cantata Bach no se sintió condicionado por el tema inicialmente profano del texto. Por el contrario, vemos en ello la prueba de que estaba dispuesto, incluso a una edad avanzada (contaba con 53 años, edad que en aquella época era bastante avanzada), a hacer suyas las particularidades estilísticas de otros cuando le parecieron valiosas y adecuadas para la expresión musical.

Con vosotros el inmortal Bach (una caracterización buenísima) y la extraordinaria Kozená:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s