vos qué sabéis que es el amor

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir a la representación de Le Nozze di Figaro (Las bodas de Fígaro) con Maria Bayo en el rol de Condesa (¡cómo me gusta esta mujer, que fuerza tiene en el escenario!). El caso es que durante las más de tres horas que dura la ópera uno tiene tiempo para pensar, observar y, según en qué ocasiones (y ésta lo fue) disfrutar.

Antes de entrar en materia quiero comentar algo. Hace muchos años, siendo todavía niño, me acuerdo que aún disfrutando mucho en los conciertos y óperas siempre era un sufrimiento para mi el hacer algún pequeño ruido, o que me diese la tos. Posteriormente, al pasar los años, siempre antes de empezar la obra miraba diez veces seguidas a ver si el teléfono lo tenía apagado, o en silencio (normalmente lo dejaba en guardarropía). Luego empezaba la función y era de los que sufría cada vez que la señora de al lado quitaba el papel al caramelo o el señor de atrás decidía aclararse la garganta en el preciso momento en que la soprano atacaba el aria más delicado de la ópera. Afortunadamente todo esto ha quedado atrás. Hace ya tiempo que decidí que yo a estos sitios iba a disfrutar con la música, a envolverme de ella (qué diferente es escuchar una obra en directo o hacerlo poniendo el CD o el iPod), en definitiva a sentir la música. Aunque haya veces que me siguen molestando actitudes en la ópera o en conciertos (algunas son inevitables, lo sé) estos momentos no me apartan del goce (o sufrimiento, que también los ha habido) de escuchar una interpretación de alguna obra sinfónica, ópera o pieza de cámara (o lo que sea que pueda ser). ¡Está claro que la meditación ha contribuído a ello! Por cierto, esto me lleva a pensar lo diferentes que son los teatros y las salas de conciertos y auditorios a lo que eran hace 100, 200 o 300 años. Antes la gente al que cantaba mal silbaba, al que lo hacía bien adoraba y mientras tanto disfrutaban del momento que vivían, comían, bebían, hablaban si lo que había en el escenario no les interesaba. No digo yo que haya que volver a estos tiempos, pero creo que estos lugares deberían volver a ser sitios donde disfrutar comodamente de la música, con respeto hacia los demás (y sobre todo a quien está interpretando la partitura) y dejar de ser, en muchos casos, el escenario social que es para muchas personas.

A lo que íbamos. Esta ópera de Mozart, estrenada en 1786, con libreto de Lorenzo Da Ponte (¡qué grande!), está considerada una de las mejores del compositor salzburgués y en mi caso me parece deliciosa toda su música, casi de principio a fin, desde su maravillosa obertura hasta el espléndido final, pasando por cualquiera de sus arias y coros. Es una de esas óperas para disfrutar sin descanso (hay otras óperas que tienen sus momentos más espléndidos pero luego decaen hasta aparecer otro de esos momentos). La historia, por otro lado, es tan divertida, compleja y da tanto juego, que es inevitable no disfrutar. Momentos, como digo, en esta ópera hay muchos, pero hoy quiero hablaros de uno que me parece sublime. Vamos a ver. Cherubino es un paje del Conde que resulta que en esto de las lides amorosas, a pesar de su juventud, es un artista. De flor en flor va conquistando a toda la que se pone a su alcance. Para estas alturas de la trama (estamos en el segundo acto) el Conde ya le ha desterrado por liarla con una de sus doncellas favoritas y encontramos al bello Cherubino en los aposentos de la Condesa (ni más ni menos) que está acompañada de su doncella Susanna. Uno de los momentos cumbre de toda la ópera se desarrolla en este momento.

Voi che sapete che cosa è amor (Vos que sabéis qué es el amor), es el aria que canta Cherubino a la Condesa acompañado a la guitarra (en realidad son los pizzicatos de los violines y violonchelos) por Susanna. El personaje de Cherubino está interpretado por una mezzosoprano, por lo tanto nos encontramos con una mujer haciendo el papel de un joven galante, con todas las galanterías y maneras de un joven de esa edad y condición, un momento de la música en el que una mezzosoprano debe, no solamente cantar un aria tan dulce, sino interpretarlo creiblemente. Primero vamos a ver tres videos con este pasaje, los tres diferentes en interpretación, en escenografía y en modo de acometerlo y luego comentamos la letra. Tenemos en cuenta el momento. Cherubino está contándoles a la Condesa y a Susanna qué es para él el amor, un amor que está empezando a sentir hace poco y que a veces le hiela y otras le vuelve loco.

Ahí va Susanne Mentzer, en una interpretación preciosa, dentro de los cánones clásicos:

Aquí una extraordinaria Christine Schäfer en una hipermoderna representación de los Festivales de Salzburgo de 2006:

Y por último la interpretación de Pamela Helen Stephen, a mi modo de ver demasiado ficticia en el rol del paje:

La letra dice así:

Voi che sapete
Che cosa è amor
Donne vedete
S’io l’ho nel cor
Donne vedete
S’io l’ho nel cor

Quello ch’io provo
Vi ri diro
E per me nuovo
Capir nol so
Sento un affetto
Pien di desir
Ch’ora è diletto
Ch’ora è matir
Gelo e poi sento
L’alma avvampar
E in un momento
Torno a gelar
Ricerco un bene
Fuori di me
Non sochi il tiene
Non so cos’è
Sospiro e gemo senza voler
Palpito e tremo senza saper
Non trovo pace notte nè di
Ma pur mi piace languir cosi
Voi che sapete
Che cosa è amor
Donne vedete
S’io l’ho nel cor

Y la traducción podría ser ésta:

Ustedes que saben qué cosa es amor, mujeres,
díganme si yo lo tengo en el corazón.
Aquello que yo siento les diré,
es para mí nuevo, comprenderlo no sé.
Siento un afecto lleno de deseo,
que ora es placer, ora es martirio.
Me hielo y después siento el alma inflamar,
y en un momento me vuelvo a helar.
Busco un bien fuera de mí,
no sé quién lo tiene, no sé qué es.
Suspiro y gimo sin querer,
palpito y tiemblo sin saber.
No encuentro paz ni de noche ni de día,
y sin embargo me gusta languidecer así.
Ustedes que saben qué cosa es amor, mujeres,
díganme si yo lo tengo en el corazón.

¡Cualquiera sabe qué es el amor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s