la forja de una ciudad

Igual habéis leído el título de esta entrada y no sabíais a que ateneros. Se trata de una película, una producción a lo grande, con una historia monumental, una puesta en escena espectacular, unos actores enormes y un director gigante: Gangs of New York, de Martin Scorsese.

Resulta difícil hablar en un post, en una reseña, de una película de tan grandes magnitudes como esta que relata la historia de como New York se convirtió en la ciudad que es hoy, gracias a la lucha y a la vida particular de muchas personas, entre ellas las que componían las pandillas de la ciudad y más concretamente de Five Points, el mestizo Manhattan primigenio. Fue rodada en los Estudios Cinecittá, en Roma, y economicamente no resultó lo que se esperaban de ella (extrañamente coincide que un buen puñado de grandes obras de arte cinematográfico no resultaron en su momento rentables economicamente, lo que hace que me pregunte si es que el arte está reñido con el cine comercial…). En fin, el bueno de Martin se rodeó de grandes actores (Daniel Day-Lewis, Leonardo Di Caprio, Cameron Díaz, Brendan Gleason, Liam Neeson, John C. Reilly o Jim Broadbent) y hizo lo que mejor sabe hacer, contarnos una historia (en este caso la de una ciudad) dirigiendo grandes interpretaciones y haciendo una película que aunque en algunos momentos parece imposible de seguir contando la historia, lo logra con un efecto panorámico.

El argumento es básicamente el siguiente:

Nueva York, 1846 con violencia en las calles. Mientras la superviviencia del país se debatía en la Guerra Civil, un vasto y peligroso grupo de personas crecía en el bajo mundo. El padre Vallon comandaba a un grupo de pandilleros, inmigrantes irlandeses que se autonombraban Los Conejos Muertos, que vivían en una especie de ghetto despreciados y hostigados por los nativos, liderados por Bill Cutting El Carnicero. En una batalla campal para decidir quién dominaba la zona de la ciudad llamada The Five Points, Bill logra matar al padre Vallon y someter así a los Conejos Muertos. Amsterdam, el hijo del padre Vallon, al quedar huérfano tiene que pasar toda su niñez y adolescencia interno en un reformatorio religioso. Pero al salir en 1863, ya adulto, se reincorpora a la vida callejera y a las bandas de ladrones. Para ese tiempo, Bill dominaba y extorsionaba a todas las pandillas de la ciudad, utilizándolas también para tener influencia política, ofreciendo ayuda a los aspirantes a puestos públicos. Y ahí es donde verdaderamente comienzan los 170 minutos de historia y de como unas pandillas y bandas de barrio lograron en algunos momentos ir incidiendo en el propio desarrollo de la ciudad.

El vestuario, de Sandy Powell, con todo su colorido de pandillas al uso del XIX es digno de mencionar y la música de Howard Shore y Peter Gabriel también. Y como anécdotas comentar que Di Caprio tuvo que engordar diez kilos para interpretar su papel (luego parece ser que decidió quedarse con ellos), Scorsese, neoyorkino de pro, llevaba más de treinta años queriendo hacer la película, está basada en el libro del mismo título de Herbert Asbury, se construyeron más de cien decorados en Cinecittá, su metraje inicial se redujo en más de una hora porque en los pases previos no tuvo mucho éxito, fue la producción más cara realizada por Miramax nunca jamás (97 millones de dolares), ganó el Globo de Oro al mejor director y fue candidata a diez estatuillas de los Óscars aunque finalmente no logró ninguna.

Os dejo con una de las escenas que más me gustan de esta película, cuando toda la gente del bar se pone a cantar a coro una tradicional canción irlandesa titulada New York Girls y donde Amsterdam es presentado a El Carnicero:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s