el bellísimo claro de la luna

El piano es uno de mis instrumentos favoritos, sobre todo en momentos de recogimiento, de meditación, de relajación, de paz interior… llamadlo como queráis. Cuando estoy en un estado anímico que necesito relajarme o si por el contrario estoy ya en ese estado de tranquilidad y quiero alargarlo, mantenerlo, nada como un buen piano con una de esas obras que acarician las teclas a un ritmo pausado, melancólico, como susurrándonos la melodía. Autores hay muchos, pianistas también y desde luego obras de este tipo que os comento, pero hoy quiero hablaros de una de esas obras en particular. Ayer por la noche, cuando llegaba a casa después de haber estado en el cine (lamentablemente al final me llevaron a una película que yo no había elegido, pero si ya dos personas es a veces difícil para elegir la película, cuando son tres es imposible, así que me dejé llevar. Camino a la libertad, de Peter Weir… me aburrí sobremaneramente), el caso es que de repente me di cuenta de lo hermosa que estaba la luna llena, en todo su esplendor del cielo invernal, señora de la noche, vigilante de los sueños. La obra que quiero comentar es Clair de lune, de Debussy.

Clair de lune es ne realidad parte, la tercera parte o movimiento, para ser más exactos, de una suite para piano de Caude Debussy. Esta suite tiene por nombre Suite bergamasque y fue compuesta en 1890 y revisada en gran parte en 1905, justo antes de su publicación. Este tercer movimiento tenía en principio el título de Paseo Sentimentale. Tanto el primer título como el segundo y definitivo vienen influenciados por el trabajo poético de Verlaine, de su Promenade Sentimentale incluido en el poemario, o colección de poemas, titulado Poèmes saturnianos. Es sin duda el más famoso de los cuatro movimientos de la suite (el resto son Prélude, Menuet, que son el primero y segundo y Passepied, que es el cuarto y último).

No era la primera vez que Debussy tomaba como fuente de inspiración a Verlaine ya que años antes había tomado otro poemario titulado Fêtes galantes y en donde se incluía un poema titulado también Clair de lune:

Votre âme est un paysage choisi
que vont charmant masques et bergamasques
jouant du luth et dansant et quasi
tristes sous leurs déguisements fantasques.

Tout en chantant sur le mode mineur
l’amour vainqueur et la vie opportune
ils n’ont pas l’air de croire à leur bonheur
et leur chanson se mêle au clair de lune.

Au calme clair de lune triste et beau,
qui fait rêver les oiseaux dans les arbres
et sangloter d’extase les jets d’eau,
les grands jets d’eau sveltes parmi les marbres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s